martes, 11 de diciembre de 2012

¿Cuántas palabras lee por minuto?

Delante de mí tengo a Mario (nombre ficticio) de 2º de Primaria con cara de pocos amigos. Le pido que lea un artículo sobre uno de sus juegos favoritos, "Angry birds"; lo hace poniendo la máxima atención, sin errores, y al final le pregunto lo que ha comprendido. Su respuesta es más que aceptable. Me dice que no le gusta leer; que lo hace mal; que su 'profe' le dice a todas horas que tiene que esforzarse más, porque en la última prueba de velocidad lectora no ha llegado a 80 palabras por minuto y que ¡eso no puede ser!; que si sigue así, aunque vaya aprobando los exámenes, tendrá que repetir porque no puede pasar a tercero leyendo tan despacio. Mario odia cada vez más leer, se pasa el día practicando en el colegio y las tardes en casa. Horas y más horas en las que preferiría estar jugando a su juego favorito. Este año no le han apuntado a fútbol por las tardes, la prioridad es hacer todos los deberes y "leer más rápido" para no perder el tren de 2º, un "A.V.E." de oportunidades educativas que, al parecer, pasa una sola vez por delante, a una velocidad de vértigo.



Sin duda la velocidad lectora nos indica aspectos del desarrollo y aprendizaje de un alumno. Pero la pregunta que te planteo es otra. ¿En qué medida es importante el número de palabras que lee un alumno por minuto? Andrés Calero, especialista en el tema, escribe esto sobre ello:
"La velocidad lectora no es sino un aspecto, un indicador singular de la fluidez lectora; que la lectura fluida es algo más, es una sensación de ”abrazo armonioso y expresivo de las palabras del texto que leemos, para comprenderlo“, incompatible muchas veces con la velocidad lectora que los cronómetros en las aulas miden. En otras palabras, la velocidad lectora es una condición necesaria, pero no suficiente para poseer una adecuada fluidez lectora." (Andrés Calero, @calero1, 11.10.2012)
Recomiendo soltar el cronómetro de vez en cuando para leer el blog de Andrés y entender cómo trabajar la lectura.

Sin embargo, lo que más me preocupa en el caso de Mario es que pierda la motivación por leer, porque pasaría de 60 a 0 palabras por minuto. ¿Por qué es importante leer? Hoy he leído un excelente artículo del pedagogo Salvador Rodríguez Ojaos sobre este tema, "La magia de leer":
"Siempre he pensado que leer tiene algo que ver con la magia. Convertir un poco de tinta, generalmente negra, y unos trazos en un papel en todo un mundo lleno de color, de personajes, de vida... es, en definitiva, crear un mundo único en otra dimensión." (@salvaroj)

Source: taquetaque.com via Alberto on Pinterest




Salva habla en su entrada además de los libros digitales y de los cuentos orales, sobre cómo contribuyen también a esa "magia".


Espero que esta breve reflexión hecha de recortes te sirva para plantearte qué objetivos relacionados con la lectura tendrás en cuenta con los alumnos. De nada sirve la velocidad sin comprensión. Pero sin duda mejorar la fluidez lectora (bien entendida) debe ser un objetivo educativo. Si aun así quieres coger el cronómetro y convertir a tus alumnos en "fernandos-alonsos" de la lectura, aquí tienes un enlace con "índices aceptables de velocidad lectora" (sic) en cada curso de Primaria. No aceptes otras cifras, detrás de un dato redondo (70, 80, 100 palabras, ...) tiene que haber necesariamente una base científica impepinable (modo irónico on) para convertir a nuestros alumnos y alumnas en "ametralladoras de la lectura de textos".

He buscado sin éxito "índices aceptables de tolerancia a la frustración antes de odiar la lectura" para el caso de Mario. Si los encuentras o quieres añadir un comentario a esta entrada, no dudes en hacerlo. Tampoco dudes en compartir tus ideas si has realizado, de niño o adulto, alguno de esos "maravillosos" cursos que cambian tu vida al ser capaz de leer más de un millón de palabras por minuto ... No necesito que escribas ese mismo millón de palabras por minuto, pero con un par de ellas sabré que has pasado por este blog.

Enlaces relacionados:

8 comentarios:

  1. Si os ha interesado esta entrada, no dejéis de leer la respuesta de Andrés Calero en su blog en este enlace: http://t.co/TjG8KJES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alberto
      Yo he hehco el camino inverso: el artículo de Calero me ha traído a tu blog. Acabo de leer tu reflexión y me he reído mucho, bien explicado y con mucho salero. Tomo buena nota y lo traspaso a mi ciclo (soy tutora de Ciclo Inicial y bibliotecaria de una escuela pública en la provincia de Barcelona). Gracias por el tiempo y la ilusión que le ponéis y la generosidad con que compartís. Un saludo y me asomaré de vez en cuando
      Susana

      Eliminar
    2. Gracias, Susana. Comentarios como el tuyo le animan a uno a seguir escribiendo. Un saludo.

      Eliminar
    3. Me parece buenísimo tu articulo y me identifico con la madre cronometrando a su hijo dia si ,dia no .SE ACABO! Me niego a que acabe odiando la lectura.

      Eliminar
  2. Me gusta tu estilo. Sí. Tengo catorce años, leo, según los papelitos y exámenes y pruebas sin sentido de las escuelas de este país, no muy eficientes a decir verdad, trescientas palabras por minuto. No sé si esté bien. Supongo que sí. Me gusta tu blog, me pasaré por aquí seguido. Un consejo: dale a leer a tus niños Harry Potter. Con él empecé yo :D Y tantos más...

    ResponderEliminar
  3. Me siento extasiada con tu forma de escribir,llegue acá por un enlace en hora buena,gracias los números no van conmigo y soy educadora.

    ResponderEliminar
  4. Me siento extasiada con tu forma de escribir,llegue acá por un enlace en hora buena,gracias los números no van conmigo y soy educadora.

    ResponderEliminar
  5. Felicitaciones, soy educadora he puesto en practica cada una de tus anotaciones relacionada con la velocidad lectora. y la importancia de despertar en el estudiante el interes y motivacion por desarrollar una fluides lectora a un buen nivel de comprension y asimilacion de lo leido. no solo enfocarnos a contabilizar el numero de palabras leidas que carecen de la habilidad de procesar y recuperar una informacion de calidad.

    ResponderEliminar