¿Podemos escribir juntos un blog sobre educación con muchas más preguntas que respuestas?

Secciones del blog:

viernes, 17 de mayo de 2013

¿Se preparan los estudiantes de hoy para profesiones que aún no existen?

No es una idea nueva sino recurrente en los últimos años. En varios sitio he leído (siento no aportar ahora la referencia) que gran parte de las profesiones de un futuro cercano no existen aún porque responderán a la realidad cambiante en la que vivimos.

Sobre eso trata la última obra de la escritora francesa Anne-Caroline Paucot, publicada esta semana: "Dico du futur des métiers de demain" (2013). Un pequeño diccionario con hasta 58 términos que no encontrarás precisamente en otro diccionario ... porque se refieren a profesiones que aún no conocemos. La propia autora ha compartido también esta presentación como resumen:



Murateur, numéropathe, foulenceur, légisboteur, clapotiseur, élèvogémeur, entomonisier, toitaginier, euthanologue, fabarmeur, ... Me es complicado con mi limitado nivel de francés traducir todos estos términos, pero la autora habla de muchas profesiones relacionadas con las tecnologías (desde abogado de robots hasta médico especializado en daños a la salud producidos por esas TIC) o con los cambios científicos y sociales (desde gestor de peticiones de eutanasia hasta especialista en ganado modificado genéticamente). 

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Cómo afectan los cambios tecnológicos a la formación y orientación que reciben nuestros alumnos? ¿Debemos centrarnos en la formación en competencias que permitan la adaptación a los cambios futuros? 

Puedes añadir tu opinión con un comentario o en los debates abiertos en Twitter y en LinkedIn.



Enlaces relacionados:


PD (20-05-2013): Rafael López Azuaga ha añadido este interesante comentario en el debate en LinkedIn, que creo que aporta mucho a esta entrada: "Lo ideal es desarrollar competencias que les permitan a las persona saber responder ante ese futuro, aprender a aprender y fomentar la educación permanente. Surgen nuevas necesidades, y hay que saber cómo atenderlas, y aquí pueden salir ideas para proyectos emprendedores. Tal vez fomentar la cultura emprendedora puede ser útil aquí, junto a todo lo que he dicho. Y no es algo nuevo, siempre ha ocurrido. ¿Quiénes hoy van al barbero a afeitarse la barba? Es solo un ejemplo. Y por supuesto, actitudes para superar frustraciones, saber afrontar el miedo al fracaso, entre otras. Y siempre habrá gente que nos pueda asesorar y ayudar. Como ejemplo de lo que quiero expresar, os adjunto un vídeo cómico de alguien que tuvo que adaptarse de leer en pergamino al libro (con subtítulos en castellano)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada