¿Podemos escribir juntos un blog sobre educación con muchas más preguntas que respuestas?

Secciones del blog:

viernes, 3 de mayo de 2013

¿Sirve para algo repetir curso?

Una compañera P.T. nos comenta por whatsapp un caso que le preocupa:
"Una mamá me ha dicho que van a hacer repetir a su hijo porque le queda matemáticas. Las demás las tiene todas aprobadas y no va mal. Está en 6º de Primaria y es el único de todos los sextos del cole que repite. La madre quiere recurrir porque no está de acuerdo; va a hablar con la directora del cole porque de momento sólo hablado con el profesor. ¿Es posible que repita sin el consentimiento de los padres? Es un niño que se ha esforzado mucho a lo largo del curso y la madre cree que se puede desmotivar mucho si no pasa al instituto con sus compañeros. Además cree que no es lo más adecuado para su autoestima. Es verdad que no tiene algunos conceptos importantes como "superior-inferior", ángulo, etc., pero la madre está muy indignada porque hay niños de su clase que han suspendido asignaturas y van a promocionar". 
Como en la mayoría de las preguntas de este blog, la respuesta no es sencilla. He recopilado más abajo algunos de los enlaces más interesantes que he encontrado sobre el tema. 
REPETIR - Picto ARASAAC
    
SUSPENDER - Picto ARASAAC

Mi opinión resumida en cinco puntos es la siguiente:
  1. La no promoción no se puede convertir en un castigo hacia los alumnos que no se esfuerzan o se comportan mal. La decisión de no promoción debe estar suficientemente motivada para que familias y alumnos entiendan que es la mejor opción posible.
  2. Creo que la repetición sólo tiene sentido cuando la causa principal es una insuficiente madurez del alumno/a. 
  3. Me consta que en muchos países no existe o es muy excepcional la repetición de curso. En el mismo aula pueden estar trabajando alumnos con objetivos y contenidos de diferente nivel de dificultad. No todo pasa por repetir como solución mágica. De hecho, muchos alumnos terminan haciendo "eso mismo" cuando repiten: vuelven a ver los mismos contenidos educativos sin avanzar porque no se tiene en cuenta su punto de partida. Los contenidos, por muchas veces que "se repitan", pueden seguir siendo inaccesibles sin el apoyo adecuado.
  4. En el fondo, lo más importante no es la repetición o no repetición. Lo importante es establecer un plan de apoyo y trabajo personalizado adaptado a las necesidades de cada alumno y valorar en profundidad si es más factible llevarlo a cabo repitiendo o sin repetir. 
  5. Es indispensable que las familias entiendan el motivo de la "no promoción" de sus hijos. Lo que deben preguntar madres y padres a los tutores es qué se va a trabajar y cómo con su hijo/a en el próximo curso. Si se va a hacer lo mismo ... ¡difícilmente se pueden esperar resultados diferentes! 

¿Qué opinas? Puedes añadir aquí tu comentario o en los debates abiertos en LinkedIn y en Twitter.


Enlaces recomendados:

3 comentarios:

  1. Me preocupa una cosa, aunque espero que no se malinterprete mi opinión. ¿Tenemos claro los profesores que trabajamos con alumnos que presentan dificultades o necesidades educativas qué objetivos y contenidos, qué niveles competenciales tienen que trabajar nuestros alumnos? O por el contrario, ¿seguimos trabajando "lo mismo para todos" -unificar, negando la diversidad- sin atender realmente a aquellos alumnos que requieren diferentes respuestas para diferentes ritmos y situaciones de aprendizaje? Apoyo incondicionalmente la teoría de seguir apostando por planes de refuerzo y apoyo individualizados -reales, objetivos, cercanos, atractivos, motivadores, creativos, "diferentes", actualizados, "individuales"...- que atiendan directamente las necesidades de nuestros alumnos. Cuando profesores, padres y ¡alumnos! sabemos qué estamos trabajando y cómo lo debemos trabajar, creo, daremos grandes pasos y avances en la respuesta a la pregunta: "¿repetir? ¿Sí o no?". En mi experiencia docente he comprabado muchas de estas situaciones. También lo comento con compañeros de otros centros, y no siempre se tiene claro qué evaluamos, cómo evaluamos, qué trabajamos, qué objetivos perseguimos; no conocemos a los alumnos con los que trabajamos, las variables personales y contextuales que definen su proceso y ritmo de enseñanza-aprendizaje... No se puede repetir, perdonad la expresión, "porque ¡ya! toca", "...porque ya hay que pararlo", "porque lleva un año sin hacer nada...", como si todo fuera causa-efecto en un único sentido: el del alumno. Nuestros alumnos merecen que atendamos sus "reales" dificultades. Cuando las familias son informadas de los avances o "parones..." de sus hijos; cuando los padres conocen cómo trabajamos con ellos y qué estamos trabajando; cuando el equipo educativo está comprometido en este trabajo e implicado en este proceso -no sólo el profesor de refuerzo es el responsable...-; cuando establecemos una corresponsabilidad padres-profesores en nuestro trabajo y atención, pienso, ¡tenemos criterios para saber si debe repetir o no! Es más. Mi experiencia me ha demostrado que los padres agradecen esta información y tienen en cuenta estos elementos para una decisión final. Siento la extensión del comentario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Agustín. Tus apuntes siempre enriquecen los tuits y blogs por los que te pasas. Estoy totalmente de acuerdo en fomentar esa corresponsabilidad familias-escuela, también creo que ahí está la clave.

      Eliminar
  2. Añado aquí el acertado comentario de Rafael López Azuaga en el debate en LinkedIn sobre este tema (enlace en la entrada):

    "Yo solamente permitiría que un alumno-a repitiese curso si no ha alcanzado un nivel de madurez mínimo, en relación al desarrollo de las competencias básicas, y por ello considere necesario que lo mejor es permanecer un curso más y con un plan de apoyo personalizado, como viene establecido en la ley. Yo siempre apoyo el hecho de adaptar contenidos a cada alumno-a y fomentar metodologías constructivistas e inclusivas, aunque sé que puede ser complejo al principio. Centrándome en la ESO, debemos tener en cuenta si el alumnado se esfuerza o no y mantiene interés. Puede ser la clave de la intervención, y tal vez el hacerle repetir continuamente no sirve de nada si no se interviene sobre ello. ¿Crees que en la ESO, si permitimos que el alumnado siga avanzando en las asignaturas que domina, es más positivo que hacerle repetir el curso entero por 3 asignaturas? Y esto lo llevo también al Bachillerato, Formación Profesional e incluso otras enseñanzas como la de Idiomas, donde si solamente suspendes una sola de las 4 destrezas básicas (expresión oral, expresión escrita, comprensión lectora y comprensión oral o auditiva), se repite el curso ENTERO, repitiendo contenidos y tareas. A mí al menos me desmotivaría bastante, ya que actualmente estoy estudiando en la Escuela Oficial de Idiomas y temería encontrarme en esa situación."

    ResponderEliminar