martes, 15 de octubre de 2013

¿Cómo son los niños y niñas de 2-3 años? Características evolutivas

Los niños y niñas de 2-3 años tienen unas características evolutivas que condicionan todas las actividades que pueden realizar en la escuela Infantil. Es importante tener en cuenta que estas características aparecen "típicamente" en edades aproximadas, pero no se pueden homogeneizar ya que los niños y las niñas oscilan bastante en cuanto a estas edades típicas.

Características afectivo-sociales
Hasta los dos años, el niño o la niña ha sido un ser dócil fácilmente manejable. A partir de este momento empieza a tener conciencia de su ser independiente, distinto de los demás. Es cuando comienzan sus reacciones tercas y obstinadas, su etapa negativa. Necesita decir "no" para probar su fuerza frente a los demás, su independencia. Un afán de independencia relativa, pues el niño o la niña necesita mucho de los adultos.

A veces lo muestra hasta con conductas "pegajosas", mimosas, buscando la proximidad y caricias con los adultos, y muy en especial con su madre. Está en la fase de un fenómeno afectivo que domina estos primeros años: la ansiedad.
El niño y la niña prefieren al adulto como compañero. Su actividad principal es el juego, mediante el cual el niño o la niña va desarrollando su capacidad social. Es poco colaborador en el juego. Cuando juega con otros niños y niñas cada uno está a lo suyo, sin prestar atención a lo que dice o hace el otro.
Tiene un fuerte sentido de la posesión de sus cosas, pero sin celos de los demás. Se entrega a luchas por la posesión de ciertos materiales.
Le encanta jugar a esconderse y aparecer, y muestra un cierto humor en este tipo de actividades.

Características del lenguaje
El vocabulario limitado del niño o de la niña le obliga a aplicar la misma palabra a multiplicidad de objetos y situaciones. Poco a poco va aprendiendo que cada cosa tiene su nombre, comienza a preguntar por el nombre de las cosas
Más de la tercera parte del lenguaje de estos niños y niñas es un puro monólogo, "monólogo colectivo" por el que los niños y niñas de 2 a3 años hablan, pero sin que exista una auténtica comunicación entre ellos.
Habla y debe hablársele con frases breves y sencillas.
Le gustan las historias sencillas, sobre todo las que ha oído ya
Sus primeras frases carecen de estructura gramatical. Constituyen una yuxtaposición de palabras que siguen un orden atendiendo a la importancia afectiva para el niño, quien, por otra parte, desea expresarse bien, por lo que a veces comienza una y otra vez la frase. Sobre todo si es muy nervioso, tropezará en las palabras más fácilmente que otros niños.
Hay que ayudar al niño o a la niña a expresarse, escucharle mucho para que no se sienta inhibido. Hay que facilitarle que hable con una motivación adecuada en el ambiente, con muchos estímulos. Como el niño y la niña sólo verbalizan lo que sienten, lo más sencillo es que digan lo que están haciendo (sube por el tobogán, se sienta, se desliza, va deprisa, se tumba...).
Tiene largos monólogos y utiliza formas como yo, tú, mío, mí, a mí, a tí.

Características psicológicas
A esta edad ha aumentado su atención, memoria y percepción. Tiene sentido de la unidad. Presenta una gran interdependencia entre el desarrollo mental y el motor.
En cuanto al pensamiento, se encuentra en la etapa preconceptual en la que aparece la función simbólica (capacidad de utilizar símbolos para designar objetos no presentes).

Características motrices
Para el niño o la niña de dos años el movimiento es indispensable en su evolución neuromotriz.
Comienza a saltar, a correr, a adquirir la noción de espacio. Entrena su musculatura ensayando los más variados movimientos y posturas.
A partir de su emancipación motriz:
·         Empieza a tomar conciencia de su cuerpo, de que tiene cabeza, brazos, piernas, manos y le encanta jugar a descubrirlos.
·         Puede desplazarse por el espacio, correr sin caer, Se sienta en cuclillas durante sus juegos.
·         Lanza la pelota.
·         No puede mantener todavía el equilibrio sobre un pie, pero es capaz de subir y bajar solo las escaleras apoyándose en la barandilla y poniendo los dos pies en cada escalón. No sabe utilizar bien el juego de las rodillas, lo que origina frecuentes caídas.                                 Manipula con cierta coordinación y puede servirse de las dos manos alternativamente.
·         Es capaz de realizar una rotación con el antebrazo y ello le permite abrir y cerrar el pomo de la puerta.
·         Le gusta construir una torre o filas con cubos de madera.
·         Sostiene  cosas con una sola mano.
·         Hace marcas, garabatea sobre el papel con pintura, ceras, lápices...

Hacia los dos años y medio:
·         Camina de puntillas, salta sobre los dos pies
·         Puede transportar objetos frágiles y construir estructuras sencillas con bloques.
·         Ensarta bolas gruesas.
·         Le gusta golpear objetos y tocar todo.
·         Al caminar con los adultos se adelanta o queda retrasado siempre.
·         Necesita una actividad muscular intensa.

Puedes encontrar más información en:

PD: Esta entrada forma parte del Proyecto DREK-H (Daily Routines in English for Kids at Home), desarrollado en el curso 2013-14 con alumnos de 3 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario